Qué es Austenitización

El proceso de austenización: fundamentos y aplicaciones

El proceso de austenización es una técnica de tratamiento térmico que se utiliza para mejorar las propiedades mecánicas de los aceros. El nombre austenización proviene del nombre del metalúrgico británico William Chandler Roberts-Austen, quien descubrió este proceso en el siglo XIX.

¿Qué es la austenización?

La austenización es un proceso de tratamiento térmico que implica calentar un acero hasta una temperatura crítica, llamada temperatura de austenización, que depende del tipo de acero. A esta temperatura, el acero se vuelve austenítico, lo que significa que su estructura cristalina cambia a una fase austenítica. Luego, el acero se enfría rápidamente para mantener la estructura austenítica.

Tipos de austenización

Existen dos tipos de austenización: la austenización completa y la austenización parcial. La austenización completa implica calentar el acero hasta la temperatura de austenización completa, donde toda la estructura del acero se vuelve austenítica. La austenización parcial, por otro lado, implica calentar el acero hasta una temperatura que no alcanza la temperatura de austenización completa, lo que deja parte de la estructura del acero sin transformar.

Aplicaciones de la austenización

La austenización tiene varias aplicaciones en la industria, incluyendo:

AplicaciónDescripción
Acero para herramientasLa austenización mejora la dureza y resistencia al desgaste de los aceros para herramientas.
Acero inoxidableLa austenización mejora la resistencia a la corrosión de los aceros inoxidables.
Acero para construcciónLa austenización mejora la resistencia y ductilidad de los aceros para construcción.

Ventajas de la austenización

La austenización ofrece varias ventajas, incluyendo:

Mejora la dureza y resistencia al desgaste de los aceros.
Incrementa la resistencia a la corrosión de los aceros inoxidables.
Mejora la resistencia y ductilidad de los aceros para construcción.

Limitaciones de la austenización

Aunque la austenización es un proceso muy útil, también tiene algunas limitaciones, como:

Requiere equipamiento especializado para controlar la temperatura y enfriamiento.
Puede ser costoso, especialmente para pequeñas cantidades de acero.
Puede no ser adecuado para todos los tipos de acero.

¿Qué es la austenización completa?

La austenización completa

La austenización completa es un proceso de tratamiento térmico que se aplica a los aceros inoxidables y otros materiales metálicos para mejorar sus propiedades mecánicas y resistencia a la corrosión. El objetivo de este proceso es transformar la estructura cristalina del material en austenita, una fase estable a alta temperatura, para luego enfriarla rápidamente y lograr una estructura martensítica de alta dureza y resistencia.

Proceso de austenización completa

El proceso de austenización completa se lleva a cabo mediante los siguientes pasos:

  1. Calentamiento del material a una temperatura superior a la de transformación crítica (Ac3) para austenizar el material.
  2. Mantenimiento de la temperatura durante un período de tiempo determinado para asegurar la transformación completa del material en austenita.
  3. Enfriamiento rápido del material mediante inmersión en agua, aceite o mediante otros métodos para lograr una velocidad de enfriamiento mínima de 50°C/s.

Características del material austenizado

El material sometido a austenización completa presenta las siguientes características:

  1. Dureza elevada: La estructura martensítica obtenida después del enfriamiento rápido confiere al material una alta dureza y resistencia.
  2. Resistencia a la corrosión: La austenización completa mejora la resistencia a la corrosión del material debido a la formación de una capa de pasivación más estable.
  3. Tenacidad: El material austenizado presenta una mayor tenacidad y resistencia a la fractura.

Aplicaciones de la austenización completa

La austenización completa se aplica en various industrias, incluyendo:

  1. Industria aeroespacial: Se utiliza para mejorar la resistencia y durabilidad de componentes críticos.
  2. Industria automotriz: Se aplica para mejorar la resistencia y durabilidad de componentes sometidos a altas temperaturas y cargas.
  3. Industria médica: Se utiliza para mejorar la resistencia y durabilidad de instrumentos y dispositivos médicos.

Ventajas de la austenización completa

La austenización completa ofrece varias ventajas, incluyendo:

  1. Mejora la resistencia a la corrosión: La formación de una capa de pasivación más estable mejora la resistencia a la corrosión del material.
  2. Aumenta la dureza y resistencia: La estructura martensítica obtenida después del enfriamiento rápido confiere al material una alta dureza y resistencia.
  3. Mejora la tenacidad: El material austenizado presenta una mayor tenacidad y resistencia a la fractura.

Limitaciones de la austenización completa

A pesar de las ventajas, la austenización completa también presenta algunas limitaciones:

  1. Requiere equipo especializado: El proceso de austenización completa requiere equipo especializado y personal capacitado.
  2. No es adecuado para todos los materiales: La austenización completa no es adecuada para todos los materiales, ya que algunos pueden sufrir deformaciones o daños durante el proceso.
  3. Puede requerir tratamientos adicionales: En algunos casos, el material austenizado puede requerir tratamientos adicionales para lograr las propiedades deseables.

¿Cómo se determina la temperatura de austenización?

Determinación de la temperatura de austenización

La temperatura de austenización es un parámetro crítico en la fabricación de aceros, ya que determina la temperatura a la que se produce la transformación austenítica. La temperatura de austenización se determina mediante various métodos, entre los cuales se encuentran:

Métodos de ensayo térmico

La temperatura de austenización se puede determinar mediante ensayos térmicos, como la curva de enfriamiento y calentamiento. En este método, se somete la muestra a un ciclo de calentamiento y enfriamiento controlado, y se registra la temperatura en función del tiempo. La temperatura de austenización se define como la temperatura en la que se produce la transformación austenítica.

Análisis de difracción de rayos X

Otro método para determinar la temperatura de austenización es mediante el análisis de difracción de rayos X. En este método, se somete la muestra a un haz de rayos X y se miden los patrones de difracción. La temperatura de austenización se determina mediante el análisis de los patrones de difracción.

Métodos metalográficos

La temperatura de austenización también se puede determinar mediante métodos metalográficos, como la observación microscópica de la estructura de la muestra. Se pueden observar las estructuras microscópicas características de la austenita.

Análisis térmico diferencial

El análisis térmico diferencial es otro método para determinar la temperatura de austenización. En este método, se somete la muestra a un ciclo de calentamiento y enfriamiento, y se mide la cantidad de calor absorbida o liberada durante la transformación austenítica. La temperatura de austenización se determina mediante el pico de absorción de calor.

Métodos magnéticos

Finalmente, la temperatura de austenización se puede determinar mediante métodos magnéticos, como la medición de la permeabilidad magnética. La temperatura de austenización se determina mediante la medición de la permeabilidad magnética, que varía según la temperatura.

  1. Preparación de la muestra
  2. Ajuste de la temperatura
  3. Medición de la temperatura de austenización
  1. Análisis de los patrones de difracción
  2. Determinación de la temperatura de austenización
  3. Interpretación de los resultados
  1. Preparación de la muestra
  2. Observación microscópica
  3. Identificación de la estructura microscópica
  1. Preparación de la muestra
  2. Ajuste del equipo
  3. Medición de la cantidad de calor absorbida
  1. Preparación de la muestra
  2. Ajuste del equipo
  3. Medición de la permeabilidad magnética

¿Qué provoca la austenita retenida?

La austenita retenida se refiere a la presencia de austenita en un acero inoxidable después de un tratamiento térmico. La austenita retenida se produce cuando el acero no se enfría lo suficientemente rápido como para que la austenita se transforme completamente en martensita o bainita. Esto puede deberse a various razones, incluyendo:

Falta de rapidez en el enfriamiento

La falta de rapidez en el enfriamiento es una de las principales causas de la formación de austenita retenida. Si el acero no se enfría lo suficientemente rápido, la austenita no tiene tiempo de transformarse completamente en martensita o bainita, lo que lleva a la formación de austenita retenida.

Influencia de la composición química

La composición química del acero también puede influir en la formación de austenita retenida. Por ejemplo, la presencia de elementos como el carbono, el cromo y el níquel puede afectar la temperatura de transformación de la austenita en martensita o bainita. Si la composición química del acero no es adecuada, puede llevar a la formación de austenita retenida.

Efecto de la temperatura de tratamiento

La temperatura de tratamiento también puede influir en la formación de austenita retenida. Si la temperatura de tratamiento es demasiado alta, la austenita no se transformará completamente en martensita o bainita, lo que lleva a la formación de austenita retenida. Es importante elegir la temperatura de tratamiento adecuada para evitar la formación de austenita retenida.

Influencia del tiempo de mantenimiento

El tiempo de mantenimiento también puede influir en la formación de austenita retenida. Si el tiempo de mantenimiento es demasiado corto, la austenita no tendrá tiempo de transformarse completamente en martensita o bainita, lo que lleva a la formación de austenita retenida.

Efectos de la austenita retenida

La austenita retenida puede tener varios efectos negativos en las propiedades del acero, incluyendo:

  1. Disminución de la resistencia a la corrosión: La austenita retenida puede disminuir la resistencia a la corrosión del acero.
  2. Pérdida de dureza: La austenita retenida también puede llevar a una pérdida de dureza en el acero.
  3. Cambios en la microestructura: La austenita retenida puede causar cambios en la microestructura del acero, lo que puede afectar sus propiedades.

¿Qué es transformación de la austenita en martensita?

La transformación de la austenita en martensita es un proceso de transformación de fase que ocurre en los materiales ferrosos, en particular en el acero, cuando se someten a un tratamiento térmico específico. Esta transformación implica la conversión de la austenita, una fase cristalina estable a alta temperatura, en martensita, una fase cristalina metaestable a baja temperatura.

Características de la austenita

La austenita es una fase cristalina estable a alta temperatura, que se forma en los aceros cuando se calientan por encima de cierta temperatura crítica. Esta fase se caracteriza por tener una estructura cristalina cúbica de cara centrada (FCC). La austenita es una fase estable a alta temperatura, pero es inestable a baja temperatura.

Características de la martensita

La martensita es una fase cristalina metaestable a baja temperatura, que se forma cuando la austenita se enfría rápidamente. La martensita tiene una estructura cristalina tetragonal, que se caracteriza por ser muy dura y tener una alta resistencia mecánica. La martensita es una fase metaestable, lo que significa que no es estable a largo plazo y puede transformarse en otras fases cristalinas.

Proceso de transformación

El proceso de transformación de la austenita en martensita ocurre cuando el material se enfría rápidamente, de manera que no haya tiempo suficiente para que la austenita se transforme en otras fases cristalinas. La velocidad de enfriamiento es un parámetro clave en este proceso, ya que una velocidad de enfriamiento lenta permitiría la formación de otras fases cristalinas. El proceso de transformación se puede dividir en dos etapas:

  1. En la primera etapa, la austenita se enfría lentamente hasta alcanzar una temperatura crítica, conocida como temperatura de transformación.
  2. En la segunda etapa, la austenita se enfría rápidamente, lo que provoca la transformación en martensita.

Influencia de la composición química

La composición química del material tiene un efecto significativo en la transformación de la austenita en martensita. Los elementos de aleación, como el carbono, el cromo y el molibdeno, pueden afectar la temperatura de transformación y la velocidad de enfriamiento necesaria para producir la transformación. Los elementos de aleación pueden afectar la estabilidad de la austenita y la martensita, lo que puede influir en la microestructura y las propiedades mecánicas del material.

Aplicaciones prácticas

La transformación de la austenita en martensita tiene importantes aplicaciones prácticas en la fabricación de aceros de alta resistencia y herramientas. Los aceros con alta resistencia y dureza, como los aceros inoxidables, se obtienen mediante la transformación de la austenita en martensita. Además, la transformación de la austenita en martensita se utiliza en la fabricación de herramientas, como matrices y troqueles, que requieren alta resistencia y dureza.

Preguntas Frecuentes

¿Qué es la austenización?

La austenización es un proceso de tratamiento térmico que se aplica a los aceros inoxidables y otros materiales para mejorar sus propiedades mecánicas y resistencia a la corrosión. El proceso implica calentar el material a una temperatura específica, generalmente entre 980°C y 1050°C, dependiendo del tipo de acero, y luego enfriarlo rápidamente en agua o aceite. Durante este proceso, la estructura cristalina del material se transforma en una fase austenítica, lo que permite que el material adquiera propiedades únicas como la resistencia a la corrosión y la ductilidad.

¿Cuál es el propósito de la austenización?

El propósito principal de la austenización es mejorar las propiedades mecánicas y la resistencia a la corrosión de los aceros inoxidables y otros materiales. Al someter el material a un tratamiento térmico, se pueden lograr varias mejoras, como la eliminación de tensiones internas, la mejora de la ductilidad y la resistencia a la corrosión. Además, la austenización también se utiliza para mejorar la maquinabilidad y la soldabilidad de los materiales. En aplicaciones específicas, como en la construcción de reactores químicos o en la fabricación de equipo médico, la austenización es esencial para garantizar la resistencia a la corrosión y la durabilidad de los materiales.

¿Cómo se aplica la austenización?

La austenización se aplica mediante un proceso que implica varios pasos. En primer lugar, el material se calienta a una temperatura específica en un horno o en un equipo de tratamiento térmico. Luego, se mantiene a esa temperatura durante un período determinado, que puede variar dependiendo del tipo de material y la aplicación específica. Finalmente, el material se enfría rápidamente en agua o aceite para lograr la transformación de la estructura cristalina. Es importante destacar que la austenización requiere un control preciso de la temperatura y el tiempo de tratamiento para lograr los resultados deseados.

¿Cuáles son los beneficios de la austenización?

Los beneficios de la austenización son variados y dependen del tipo de material y la aplicación específica. Algunos de los beneficios más significativos incluyen la mejora de la resistencia a la corrosión, la incremento de la ductilidad y la eliminación de tensiones internas. Además, la austenización también puede mejorar la soldabilidad y la maquinabilidad de los materiales. En aplicaciones específicas, como en la construcción de reactores químicos o en la fabricación de equipo médico, la austenización es esencial para garantizar la resistencia a la corrosión y la durabilidad de los materiales.

La austenitización es un proceso metalúrgico que se aplica a los aceros al carbono y a los aceros aleados. Implica calentar el acero a una temperatura donde su estructura cristalina se transforma en austenita, que es una fase sólida de solución de hierro y carbono (o hierro y aleaciones) con una estructura cristalina cúbica centrada en las caras.

Aspectos Clave de la Austenitización:

  1. Temperatura Crítica: El acero se calienta por encima de su temperatura crítica, generalmente entre 727°C y 914°C, dependiendo de su composición.
  2. Transformación de Fase: A esta temperatura, la estructura cristalina del acero cambia, permitiendo una mayor solubilidad del carbono en hierro.
  3. Homogeneización: El proceso permite una distribución más uniforme del carbono y otros elementos de aleación en el acero.
  4. Preparación para el Temple: La austenitización es esencial antes del temple, ya que la austenita se transforma en martensita durante el enfriamiento rápido, aumentando la dureza y la resistencia del acero.

Aplicaciones:

  • Mejora de Propiedades Mecánicas: Utilizado para mejorar la dureza, resistencia y tenacidad del acero.
  • Fabricación de Herramientas y Componentes: Esencial en la fabricación de herramientas de corte, engranajes, y componentes estructurales que requieren alta resistencia.

¿Qué es la Austenitización?

Para entender la austenitización, primero necesitamos definirla. La austenitización es un proceso térmico en el cual un material, comúnmente un metal o aleación, se calienta a una temperatura específica, conocida como la temperatura crítica, para cambiar su estructura cristalina a una fase llamada austenita. Esta transformación altera las propiedades del material de manera significativa.

La austenita es una fase con una estructura cristalina cúbica centrada en el cuerpo, que es distinta de la estructura original del material. El resultado de la austenitización depende en gran medida de la temperatura, el tiempo de exposición y el enfriamiento posterior.

Proceso de Austenitización

La austenitización implica varios pasos clave:

  1. Calentamiento del material: En este primer paso, el material se calienta a una temperatura específica por encima de su temperatura crítica. La temperatura crítica varía según el tipo de material y su composición. Este proceso elimina las imperfecciones y la estructura cristalina original.
  2. Alcance de la temperatura crítica: Una vez que el material alcanza la temperatura crítica, comienza a experimentar cambios en su estructura cristalina, transformándose en austenita.
  3. Sostenimiento y enfriamiento: El material se mantiene a la temperatura crítica durante un tiempo determinado para garantizar una transformación completa. Luego, se enfría rápidamente para evitar que la austenita se convierta en otras estructuras cristalinas no deseadas.

Materiales que Pueden Someterse a Austenitización

La austenitización se aplica principalmente a metales ferrosos, como el acero, pero también se utiliza en aleaciones de otros metales. Algunos de los materiales que comúnmente se someten a austenitización incluyen:

  • Aceros: La austenitización es un paso fundamental en la producción de acero de alta calidad. Los aceros aleados a menudo pasan por este proceso para mejorar sus propiedades mecánicas.
  • Aleaciones: Aleaciones de níquel, cobalto y otros metales también pueden someterse a austenitización para mejorar su dureza, resistencia y tenacidad.

La capacidad de someterse a austenitización y la elección de las condiciones específicas del proceso dependen de las propiedades deseadas para el material y su aplicación.

¿Por qué la Austenitización es Importante?

La austenitización es un proceso clave en la metalurgia debido a su capacidad para alterar las propiedades de los materiales de manera beneficiosa. Algunas de las razones por las que la austenitización es importante incluyen:

  • Cambio en las propiedades del material: La transformación a austenita modifica la estructura cristalina y, por lo tanto, las propiedades mecánicas del material. Esto puede resultar en un aumento de la dureza, resistencia y tenacidad.
  • Ventajas en términos de dureza y tenacidad: La austenitización puede hacer que los materiales sean más resistentes al desgaste y menos quebradizos, lo que es especialmente valioso en aplicaciones donde se requiere resistencia y durabilidad.

La capacidad de ajustar las propiedades de los materiales a través de la austenitización es esencial en muchas industrias, desde la fabricación de herramientas hasta la producción de componentes automotrices.

Diferencia entre Austenitización y Otros Procesos Térmicos

A menudo, la austenitización se confunde con otros procesos térmicos como el temple y el revenido. Sin embargo, es fundamental comprender las diferencias entre estos procesos para elegir el más adecuado para una aplicación específica.

  • Comparación con temple y revenido: A diferencia del temple, donde el material se enfría rápidamente para obtener una alta dureza, la austenitización implica un enfriamiento más lento para mejorar la tenacidad. El revenido, por otro lado, implica el calentamiento y enfriamiento controlados para reducir la dureza y mejorar la tenacidad.
  • Cuándo es preferible la austenitización: La austenitización es preferible cuando se requiere un equilibrio entre dureza y tenacidad. Se utiliza comúnmente en aplicaciones donde se necesitan materiales resistentes pero no quebradizos, como en la fabricación de herramientas de corte y componentes estructurales.

Comprender las diferencias entre estos procesos permite a los ingenieros y fabricantes seleccionar el tratamiento térmico más adecuado para las necesidades específicas de los materiales y productos finales.

Aplicaciones en la Industria

La austenitización encuentra aplicaciones en una variedad de industrias debido a sus efectos en las propiedades de los materiales. Algunos ejemplos de industrias que dependen en gran medida de la austenitización incluyen:

  • Industria automotriz: En la fabricación de piezas y componentes de motor que requieren alta resistencia y resistencia al desgaste.
  • Industria de herramientas: Para producir herramientas de corte que deben ser lo suficientemente duras como para mantener un filo afilado pero no tan quebradizas como para romperse fácilmente.
  • Industria de la construcción: En la producción de estructuras de acero que deben ser duraderas y capaces de soportar cargas pesadas.

La capacidad de ajustar las propiedades de los materiales mediante la austenitización ha sido fundamental para el desarrollo y la mejora de productos en estas industrias, lo que ha llevado a avances significativos en tecnología y rendimiento.

Austenitización en la Metalurgia del Acero

En la metalurgia del acero, la austenitización desempeña un papel crucial en la determinación de las propiedades finales del material. Durante el proceso de austenitización, el acero experimenta cambios estructurales que afectan directamente su resistencia y durabilidad.

Es importante destacar que la temperatura de austenitización y la velocidad de enfriamiento tienen un impacto significativo en las propiedades finales del acero. Un enfriamiento más lento puede permitir que se formen estructuras más gruesas, lo que resulta en una mayor tenacidad, mientras que un enfriamiento más rápido puede aumentar la dureza del acero.

El control preciso de estos parámetros es esencial para garantizar que el acero tenga las propiedades deseadas para su aplicación específica, ya sea en la fabricación de automóviles, maquinaria pesada o estructuras de ingeniería.

Control de la Microestructura

La austenitización no solo implica calentar el material a una temperatura crítica, sino que también requiere un control preciso del tiempo y la temperatura para lograr la microestructura deseada. El tiempo de sostenimiento a la temperatura crítica es esencial para permitir que la transformación de fase se complete por completo.

Además, la tasa de enfriamiento después de la austenitización es crucial para evitar la formación de fases no deseadas y asegurar la estabilidad de la austenita. El control minucioso de estos parámetros garantiza que el material final tenga las propiedades mecánicas óptimas para su aplicación.

Equipos Utilizados para la Austenitización

La austenitización se lleva a cabo en hornos de tratamiento térmico que pueden controlar con precisión la temperatura y el tiempo de exposición. Estos hornos están equipados con tecnología avanzada para garantizar que se mantengan las condiciones ideales durante todo el proceso.

En la actualidad, los avances en la tecnología de tratamiento térmico han permitido el desarrollo de hornos más eficientes y precisos, lo que ha mejorado la calidad y consistencia de los productos resultantes. Estos equipos juegan un papel vital en la producción de materiales con propiedades mecánicas superiores.

Factores que Afectan la Austenitización

Varios factores influyen en el proceso de austenitización y determinan las propiedades finales del material. Algunos de los factores clave incluyen:

  • Composición química del material: La composición química del material, incluidos los elementos de aleación presentes, afecta la temperatura crítica y la velocidad de transformación de fase.
  • Velocidad de calentamiento: La velocidad a la que se calienta el material afecta la estructura cristalina y, por lo tanto, las propiedades finales del material.

El entendimiento y control de estos factores son fundamentales para garantizar la consistencia en la calidad y las propiedades de los materiales tratados térmicamente.

Efectos de la Austenitización en Aleaciones Específicas

Diferentes aleaciones responden de manera diferente al proceso de austenitización, lo que resulta en una variedad de efectos en sus propiedades mecánicas. Por ejemplo, algunas aleaciones de níquel pueden experimentar una mejora significativa en su resistencia y tenacidad, mientras que otras pueden sufrir una pérdida de ductilidad.

Entender cómo reaccionan diferentes aleaciones durante la austenitización es crucial para determinar la viabilidad de su uso en aplicaciones específicas. Esto permite a los ingenieros y fabricantes seleccionar las aleaciones más adecuadas para lograr las propiedades deseadas en productos finales.

Desafíos y Problemas Comunes

A pesar de los numerosos beneficios de la austenitización, existen desafíos y problemas potenciales asociados con este proceso. Algunos de los desafíos comunes incluyen la formación de fases indeseables durante el enfriamiento, la distorsión dimensional y la aparición de tensiones residuales.

Para abordar estos problemas, los ingenieros y fabricantes han desarrollado técnicas avanzadas de control de proceso y han implementado sistemas de enfriamiento especializados para minimizar la distorsión y las tensiones residuales. Además, la simulación computacional se ha vuelto cada vez más crucial para predecir y mitigar posibles problemas durante el proceso de austenitización.

¿Qué significa austenitizar?

La austenización es uno de los procesos de tratamiento térmico del acero y otras aleaciones ferrosas donde estos materiales se calientan por encima de sus temperaturas críticas durante el tiempo suficiente para que se produzcan las transformaciones. Si a un material austenizado le sigue un proceso de enfriamiento, entonces este material se endurece. El enfriamiento se realiza a una velocidad lo suficientemente rápida como para transformar la austenita en martensita.

industriapedia explica la austenitización

El propósito de austenizar el acero y otras aleaciones ferrosas es transformarlos en la forma requerida y proporcionar fuerza y ​​resistencia al material. La temperatura a la que el acero y las aleaciones ferrosas se calientan por encima de sus temperaturas críticas se denomina temperatura de austenización. Generalmente, la temperatura de austenización oscila entre 400 °C (752 °F) y 800 °C (1472 °F) para diferentes grados de aceros al carbono, aleaciones y herramientas. Una vez que se alcanza la temperatura de austenización, se puede lograr la microestructura adecuada y la dureza total del acero en procesos de tratamiento térmico posteriores.

El acero y las aleaciones ferrosas se pueden configurar en:

  • Un estado de austenización parcial cuando han alcanzado una transformación parcial a una temperatura inicial de austenita cercana a los 300°C (572°F).
  • Un estado de austenización completa cuando han alcanzado una transformación parcial a la temperatura de austenita necesaria dentro de 400°C (752°F) a 800°C (1472°F) dependiendo del grado del acero.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Qué es Austenitización puedes visitar la categoría General.

Novedades

Subir

Esta página web utiliza cookies de terceros Más información