Qué es Prueba de corrosión electroquímica?

¿Qué significa la prueba de corrosión electroquímica?

Los ensayos electroquímicos de corrosión evalúan el estado de corrosión en un elemento de hormigón o metal. Con base en la teoría electroquímica, las pruebas de corrosión electroquímica caracterizan el daño por corrosión y, cuando es posible, estiman las tasas de corrosión.

Las pruebas de corrosión electroquímica se utilizan para determinar:

  • Tasas de corrosión (diagrama de Tafel)
  • Características activas/pasivas para un sistema específico de muestra/solución
  • Tasas de pasivación
  • Protección anódica y catódica

Las aplicaciones incluyen:

  • Análisis de dispositivos médicos terminados para la susceptibilidad a la corrosión por picaduras y grietas
  • Comparación de materias primas (cribado) para características de corrosión
  • Evaluación de los efectos de la pasivación o las modificaciones superficiales en el comportamiento corrosivo
  • Evaluación/comparación de los efectos del procesamiento sobre las propiedades de corrosión
  • Evaluación de combinaciones bimetálicas para el comportamiento de corrosión galvánica

industriapedia explica la prueba de corrosión electroquímica

Las pruebas de corrosión electroquímica miden y/o controlan el potencial y la corriente de las reacciones de oxidación/reducción. Son posibles varios tipos de experimentos manipulando y midiendo estas dos variables. La mayoría de los experimentos imponen un potencial en el electrodo de trabajo y miden la corriente resultante.

Por ejemplo, la corrosión del acero incrustado en el hormigón es un proceso electroquímico que implica la formación de un circuito eléctrico entre áreas de corrosión activa (ánodos) y áreas pasivas (cátodos). La información sobre el alcance de la actividad de corrosión se puede desarrollar a partir de pruebas electroquímicas del hormigón y del acero de refuerzo. Las pruebas de corrosión generalmente incluyen mediciones tanto en el acero de refuerzo como en el concreto y se usan más comúnmente para evaluar el acero de refuerzo adherido sin recubrimiento.

Las pruebas electroquímicas pueden amplificar directamente el impacto de los procesos de corrosión. Esto se debe a que todas las pruebas electroquímicas utilizan algún modelo fundamental de la cinética del electrodo asociado con los procesos de corrosión para cuantificar las tasas de corrosión. La amplificación de las señales eléctricas generadas durante estas pruebas permite realizar mediciones muy precisas y sensibles.

Hay dos métodos básicos de medición electroquímica:

  • Aplicación de corriente externa para generar datos electroquímicos alejados del potencial de corrosión libre. Estas pruebas generalmente exploran la relación entre el potencial electroquímico y la corriente.
  • Mediciones electroquímicas al potencial de corrosión libre, sin la aplicación de una corriente externa.

Las pruebas de corrosión electroquímica incluyen las siguientes técnicas:

  • Mediciones de resistencia de polarización lineal (LPR)
  • Curvas de polarización potenciodinámica
  • Mediciones de reactivación potenciocinética electroquímica (EPR) para la corrosión intergranular
  • Curvas de corriente vs tiempo (a un potencial dado)
  • Espectroscopia de impedancia electroquímica (EIS)
  • Análisis armónico
  • Mediciones de ruido electroquímico (EN)

Las muestras para pruebas de corrosión electroquímica deben utilizar conductores eléctricos y deben ser lo suficientemente pequeñas para caber en la celda de polarización. Los componentes se pueden probar como un todo o como una sección más pequeña. Los cupones de metal están especialmente preparados para algunas pruebas.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Qué es Prueba de corrosión electroquímica? puedes visitar la categoría General.

Novedades

Subir

Esta página web utiliza cookies de terceros Más información